El orgasmo femenino: ¿qué hacer en caso de problemas?

Inscripción

Discreción
100% garantizada

Me registro


Encuentros fiables y discretos con toda tranquilidad
Una única regla: no hay identidades falsas
¡Miles de miembros ya inscritos cerca suyo y en el mundo entero!

Noticia posteada el 17/05/2019, categoría: Actualidades

El orgasmo femenino: ¿qué hacer en caso de problemas?

En las mujeres, ¡el orgasmo no siempre es fácil! Orgasmos prematuros, incluso dolorosos ... ¡Vamos a hablar de todo esto!

Para algunas, esta "tiranía" del disfrute sexual a cualquier precio a veces se vive mal, ¡incluso se rehuye! Y es que en los hombres, el mecanismo para lograr el orgasmo es más simple y menos complejo que en las mujeres. ¿Por qué?


El orgasmo femenino prematuro: un fenómeno poco conocido

En los hombres, la eyaculación precoz es un fenómeno bien conocido, que ha sido objeto de numerosos artículos y estudios científicos. En las mujeres, el orgasmo prematuro es un trastorno mucho más misterioso. Y para aclarar dudas sobre esta parte poco conocida de la sexualidad femenina, unos investigadores portugueses realizaron un estudio entre 510 participantes. Los resultados de esta encuesta se publicaron en la revista Sexologies en 2011: el 14% de ellas disfrutaba demasiado temprano y para el 3% de ellas, ¡este fenómeno sería crónico! Tranquilos, eyaculadores precoces, ¡no estáis solos!


Al igual que en los hombres, el orgasmo prematuro de las mujeres ocurre muy rápidamente, al comienzo de los preliminares. A menudo ocurre antes de la penetración, durante los juegos previos. ¡Y para colmo, durante este orgasmo "inesperado", la mujer no siente placer!


¿Qué puede pasar después de que ella haya disfrutado demasiado rápido?
1. Que se obsesione con el disfrute de su compañero y ya no haya ni sincronicidad ni más disfrute.
2. Que se cierre después de haber "disfrutado", su cuerpo está tan cansado ...
3. Si las relaciones sexuales continúan, pueden llegar a ser muy dolorosas, incluso desagradables. Después de un orgasmo prematuro, el clítoris se vuelve hipersensible y de ahí el dolor.

El orgasmo femenino prematuro: un tema tabú

Para muchas mujeres, el orgasmo prematuro es un tema tabú, rodeado de vergüenza. Este problema, cuando no está "resuelto", puede llevar a dificultades en la pareja: irascibilidad, resentimiento, tensión, discusiones. Especialmente porque puede acortar la duración de las relaciones sexuales y dejar al hombre en ascuas. ¡Madre mía, qué tensión! Y las mujeres que prefieren no decir nada y prolongar el sexo para satisfacer a su pareja, lo hacen sin placer, a disgusto.


La cura

Para resolver este problema, el primer paso es hablar sobre ello con su pareja. No hay una poción mágica para revivir el orgasmo, pero hay consejos para retrasarlo. ¡Y la masturbación es una de ellas! Ya sea en solitario o en dúo, promueve un mejor conocimiento de tu cuerpo. Practicado durante los juegos previos, ayuda a identificar cuándo el clítoris está más estimulado.


El SEGP: síndrome de excitación genital persistente

Otro trastorno es el SEGP, que también se conoce como síndrome de orgasmo repetitivo. ¡Una tortura para quienes la padecen! El SEGP no tiene nada que ver con la ninfomanía o cualquier adicción al sexo (consciente o no). Este trastorno produce una excitación genital sin estar vinculado al deseo sexual o la estimulación externa. La emoción puede durar varias horas o incluso días.


Y no os llevéis a engaño: el SEGP causa dolor psicológico y físico, a menudo doloroso. Hipersensibilidad del clítoris, espasmos, orgasmos que surgen en cualquier momento, órganos sexuales inflamados ... Este síndrome puede arruinar una vida.


Esta enfermedad, cuyas causas siguen sin explicación, es poco conocida por el público en general. Y cuando se menciona este tema, es objeto de burla. Resultado: las personas que la padecen permanecen aisladas psicológicamente y no se atreven a hablar con un especialista, lo que les liberaría de este peso. Hasta la fecha, no existe un tratamiento concluyente para superarlo. ¡Una pena!