¡Consejos para una buena sesión de sexo en la ducha!

Inscripción

Discreción
100% garantizada

Me registro


Encuentros fiables y discretos con toda tranquilidad
Una única regla: no hay identidades falsas
¡Miles de miembros ya inscritos cerca suyo y en el mundo entero!

Noticia posteada el 24/06/2020, categoría: Actualidades

¡Consejos para una buena sesión de sexo en la ducha!

A diferencia de lo que ves en las películas, tener sexo en la ducha puede ser incómodo y un trabajo realmente duro. A menos que ... ¡Lo hagas de la manera correcta!

Cuando se trata de sexo en la ducha, la realidad es muy diferente de las expectativas. De hecho, ¡puede ser más una tortura que un placer! Encontrar el equilibrio en un suelo resbaladizo mientras los cuerpos rebotan no es lo más fácil de hacer. Agrega un trago accidental de agua caliente en lugar del orgasmo y el juego se acabó pronto.

Si bien el sexo en la ducha puede ser una pesadilla en la mayoría de los casos, también puede ser extremadamente excitante SI lo haces de la manera correcta. Después de todo, el agua caliente y el vapor pueden ser realmente relajantes, creando la atmósfera perfecta para un momento íntimo juntos. Además, ¡verse desnudos y mojados puede provocar una gran excitación! Así que ,antes de renunciar a un momento tan húmedo con tu pareja, ¡asegúrate de saber cómo convertirlo en la experiencia que esperas!

¡Ante todo, seguridad!

Debido al suelo resbaladizo, las posibilidades de terminar en el hospital son altas. Y como no queremos eso, lo primero que debes hacer es asegurarte de hacerlo de manera segura. Y en este caso, todo lo que necesitas es una alfombrilla antideslizante. Lo creas o no, ¡una simple alfombrilla puede hacer que tu sexo en la ducha sea más cómodo, agradable y seguro!

Juegos previos antes de meterse en la ducha

Cuando se trata de sexo en la ducha, parece que se tiene urgencia por llegar al orgasmo. Estar en un sitio húmedo durante mucho tiempo puede volverse desagradable y, en el peor de los casos, incluso podrías hasta desmayarte. ¡Es por eso que, idealmente, deberíais jugar un poco antes de meterse en la ducha!

Cuidado con la ducha

El chorro de agua puede ser realmente molesto si apunta a la cara mientras tiene relaciones sexuales. Por eso, antes de comenzar, debes bajar el cabezal de la ducha hacia la espalda o el abdomen. ¡De esta forma evitarás que el agua se desplace hacia un lado mientras intentas alcanzar el orgasmo!

Usa un poco de lubricante

Lo creas o no, el agua puede tener un efecto seco y de roce, causando de esta manera más fricción que lubricación. En este caso, lo mejor es utilizar un poco de lubricante para que la experiencia sea lo más agradable para ambos.

¡Hazlo divertido!

Si te sientas un poco más aventurer@, ¡no dudes en usar tus juguetes sexuales! ¡Un vibrador a prueba de agua o un enchufe anal ciertamente pueden aumentar tu placer y hacer que sea mucho más excitante de lo que ya es!

Es posible que el sexo en la ducha no sea la forma más fácil de disfrutar del sexo, pero cuando se hace correctamente puede brindaros a ti y a tu pareja una de las experiencias más íntimas y calientes que hayáis tenido juntos. ¡Espero que aproveches al máximo estos sencillos consejos y que disfrutes de tu sexo caliente y húmedo en la ducha! ;)