4 buenas razones para disfrutar de sexo rápido

Inscripción

Discreción
100% garantizada

Me registro


Encuentros fiables y discretos con toda tranquilidad
Una única regla: no hay identidades falsas
¡Miles de miembros ya inscritos cerca suyo y en el mundo entero!

Noticia posteada el 30/08/2022, categoría: Actualidades

4 buenas razones para disfrutar de sexo rápido

No es lo más romántico pero sí apasionante y beneficioso

A veces la pasión vence al romance


El rapidito ciertamente no es el acto de amor más romántico, ¡pero sin duda es uno de los más apasionantes y beneficiosos para la relación! Aquí hay 4 razones para hacerlo más a menudo.


Porque nos recuerda el calor de los primeros días

¡Ah la pasión de los primeros meses! ¡El ardor, el entusiasmo, el apetito insaciable que tenéis el uno por el otro! ¿Recuerdas cuando os podías quitar las manos de encima y no podías esperar a llegar a casa para hacerlo? Aquí, un rapidito tiene el poder de hacerte volver a esa misma pasión: rápido y espontáneo, responde a esa misma necesidad primaria que es el placer sin esperas. ¿Tienes un antojo? ¡Salta sobre él sin contemplaciones!


Porque es un acto de amor espontáneo


Cuando lleváis algún tiempo juntos, hacer el amor se convierte en un ritual. Y como tal necesita un ceremonial largo y probado: comienza con los abrazos, sigue con los preliminares y al final llega al grano. Todo rematado con velas, vino y lencería sexy para “no estropear el ambiente”. Un rapidito, en cambio, es todo lo contrario: es inmediatez, espontaneidad, instinto y ¡sorpresa! En la mesa de la cocina, en un parking, en el baño de un restaurante o en una fiesta en casa de un amigo… las posibilidades son infinitas cuando no tienes límites de tiempo y no prestas atención a los detalles. ¡Y luego un rapidito también es la forma más sexy de demostrarle a tu pareja que lo quieres como el primer día!


No te hace llegar tarde


A menudo renunciamos al buen sexo matutino por miedo a llegar tarde al trabajo o despertar a los niños. Esto se debe a que, como decíamos más arriba, hemos hecho del sexo un ritual con pasos muy específicos y obligatorios. Pero aquí viene el rapidito para ayudar: ¡rápido, sexy, ni siquiera tienes que desvestirte! Para ambos comenzar el día con una sonrisa.


Poner fin a cualquier pelea


¡Ah sexo post-pelea! ¿Hay algo más fogoso y ardiente? Vale, no estamos diciendo que todos los conflictos deban resolverse con sexo. Pero, de vez en cuando, convertir todo ese enfado en pasión sólo puede beneficiar a la complicidad de la pareja.