El poder de ser emocionalmente autosuficiente

Inscripción

Discreción
100% garantizada

Me registro


Encuentros fiables y discretos con toda tranquilidad
Una única regla: no hay identidades falsas
¡Miles de miembros ya inscritos cerca suyo y en el mundo entero!

Noticia posteada el 19/05/2021, categoría: Actualidades

El poder de ser emocionalmente autosuficiente

Y es que la independencia emocional es la base de una relación sólida y pacífica

Amar y ser amado es algo que nos da felicidad y plenitud. Crecimos en una sociedad en la que ser validados y amados por alguien se ha convertido en uno de los factores clave en la vida. En términos románticos, la idea de "pertenecer a alguien" puede ser reconfortante y, a veces, emocionante. Sin embargo, si lo miras de manera realista, verás que la felicidad romántica no tiene nada que ver con "encontrar a la persona adecuada" y no está vinculada al destino. En cambio, una relación sana implica factores como el respeto mutuo, la confianza, la comunicación y, lo más importante, la autosuficiencia emocional. Dicho esto, la independencia emocional es la base de una relación sólida y pacífica.


Todo empieza en ti

Lo creas o no, ¡nadie puede hacerte más feliz que tú! Cuando depende únicamente de los demás, la felicidad puede convertirse en una fuente de frustración, necesidad y celos, poniendo en riesgo no solo su relación, sino también su salud mental. Por otro lado, cuando se comprende el concepto de autosuficiencia, todo empieza a tener un significado diferente.

Cuida tu vida, nutre tu relación


Independientemente de tu pareja, asegúrate de crear tu dimensión y establecer tu espacio personal. Al hacerlo, reforzarás tu personalidad y confianza en tí mismo, creando el terreno fértil para una relación sana.

¡Sé tu propia mujer y él no te dejará ir! Es un hecho. Ser emocionalmente maduro e independiente es un rasgo atractivo al que los hombres no pueden resistirse. Ser independiente significa tener confianza y pasión por la vida. A sus ojos, serás una persona decidida, alguien con quien tener una charla interesante y, sobre todo, con quien divertirte mucho.

De la misma manera, ser emocionalmente maduro se trata de dominar tus sentimientos y mantener un estado de ánimo positivo, independientemente de lo que recibas (o no) de tu pareja. ¡Esta es la mejor manera de evitar decepciones y, en cambio, dejar espacio para que todas las cosas buenas experimenten juntos!