LA INFIDELIDAD A TRAVES DEL ARTE

Haga clic sobre la imagen para agrandarla

Discreción
100% garantizada

Me registro


Encuentros fiables y discretos con toda tranquilidad
Una única regla: no hay identidades falsas
¡Miles de miembros ya inscritos cerca suyo y en el mundo entero!

Noticia posteada el 19/09/2011, categoría: Cultura

LA INFIDELIDAD A TRAVES DEL ARTE

Como todos sabemos la infidelidad ha existido desde que el hombre existe. En Gleeden somos unos enamorados del arte. Hemos recogido para ti unos cuantos ejemplos de cómo los mejores artistas de antaño plasmaban dicha realidad con sus lienzos y plumas.

“La infidelidad”



Es una obra del pintor italiano Paolo Veronese. Es un óleo sobre lienzo, pintado hacia 1575-1580. Se exhibe actualmente en la National Gallery de Londres, Reino Unido.

Este cuadro es uno de los cuatro que forman la serie «Alegorías del amor», realizadas por Veronés por encargo, según se cree, del emperador Rodolfo II.

Se representa a una mujer infiel, de espaldas, sujetando a su marido con la mano derecha mientras que con la izquierda parece entregar un papel a su amante, hacia quien vuelve la cabeza y la mirada.


“La casada infiel” de Federico García Lorca



Es uno de los poemas más conocidos del Romancero gitano, y, uno de los más populares de Federico García Lorca.

Como curiosidad, el Romancero gitano se publicó en 1928, y se trata de un recopilatorio de poemas dedicados a la idealización de la raza gitana y sus costumbres.

Les dejo mi extracto favorito del poema.

“…..El almidón de su enagua
me sonaba en el oído,
como una pieza de seda
rasgada por diez cuchillos…
….Aquella noche corrí
el mejor de los caminos,
montado en potra de nácar
sin bridas y sin estribos….”


“Venus y Marte”




Este cuadro retrata un episodio de la mitología Griega, los amores de Venus y Marte. La historia explica que Venus, casada con Vulcano, el herrero de los dioses se enamoró de Marte, dios de la guerra, y se acostó con él en el palacio de éste. El dios-sol, Apolo, presenció por la mañana la infidelidad de Venus e informó a su esposo del hecho.

Al conocer la noticia el esposo se puso furioso y fabricó una red, irrompible y al mismo tiempo ligera como una gasa e invisible, y la colocó en el lecho de los amantes sin que éstos se percataran de ello. Cuando los amantes se dispusieron a hacer el amor un nuevo día, quedaron inmediatamente cogidos en la red, sin posibilidad de moverse o escaparse, siendo descubiertos por Vulcano. Como venganza, el marido llamó a todos los dioses para que presenciaran el espectáculo.